Kim Kardashian fue testigo de un ataque racista a su hija, North West, dentro de un avión.En su último viaje a Viena, las Kardashian no tuvieron un regreso muy placentero. En el último episodio de “Keeping Up With the Kardashians”, Kim reveló que su hija North West había sufrido un ataque racista.


Después de ser acosada en el baile de Viena por un hombre con la cara pintada de color negro imitando a su esposo Kanye West, dentro del avión una mujer comenzó a gritarle a su hija North.


“Esta señora se puso de pie en la cabina de primera clase y gritó con todas sus fuerzas: “Ella está  casada con un hombre negro, y su bebé también es negra… Callen a ese bebé negro”. Fue el viaje del infierno. Fue tan racista”, dijo Kim.