cinturonboricua.jpg_thumbnail0


Acostado en un mueble en tu casa, jamas uno pensaría que pudiera ser víctima de un accidente y mucho menos de recibir un disparo que viene del techo.


Pero algo así le pasó al boricua Miguel Vázquez, de 70 años y residente en el condado de Westchester, Nueva York.


Según reporta abc, el puertorriqueño terminó en el hospital, la semana pasada, con una herida en el vientre por un proyectil que provino del apartamento sobre el suyo. Sin embargo, está vivo para contarlo gracias a, nada más ni nada menos, que una hebilla con la bandera de Puerto Rico, que recibió el impacto mayor de la bala.


“Pensé que era un rasguño, no sentí dolor al momento”, cita abc a Vázquez ya recuperado del accidente.


Si la pieza de metal, decorada con la monoestrellada, no hubiese estado allí, la bala hubiese perforado el vientre del hombre.


En el reportaje del canal, Vázquez muestra cómo quedó la pieza del cinturón.


La Policía arrestó a un joven de 21 años que estaba de visita en el apartamento de arriba, responsable del disparo. Según dijo a las autoridades fue por accidente que el arma que tenía se disparó.