Los seguidores de la santa patrona más famosa de Haití, Nuestra Señora del Monte Carmelo, se reunieron en la cascada de Saut d’Eau Martes para rendirle tributo y hacer peticiones.


Los fieles realizaron rituales de limpieza vudú en el agua, quitándose la ropa y el utilizando hojas para lavarse y alejar la mala suerte y sus pecados.


También pidieron a la santa que mejorara sus vidas. Uno de los fieles, Lionel Saint-Jean dijo que después de perder su casa en el catastrófico terremoto de Haití de 2010, pidió a la santa una nueva y ya la tiene.


“Este año vine para darle las gracias por ello”, dijo Jean. Cada año miles de personas vienen a Saut d’Eau para honrar a la virgen, que según se dice se apareció en una palmera en 1847.


El Vudú evolucionó a partir de creencias de Africa Occidental y adoptó algunos elementos del catolicismo.