Sin saberlo, un hombre grabó sus últimos segundos de vida antes de ser atacado por una osa cuando se encontraba trabajado con otras personas en la reparación de un puente.


Según publica Actualidad.rt los trabajadores se encontraban realizando tareas de reparación, acompañados de un perro, cuando dos osos de pequeño tamaño se acercaron al lugar. Uno de los protagonistas decidió filmar la incómoda escena.


A pesar de los intentos del perro por ahuyentar a los pequeños osos, ellos continúan allí, a escasos metros de los obreros. Segúndos después aparece una osa de mayor tamaño, que sería la madre de los primeros.


El inmpactante video, que dura menos de un minuto, finaliza cuando la osa está a punto de abalanzarse sobre el hombre que filmaba.