SANTO DOMINGO. La Federación Nacional de Comerciantes Detallistas de Provisiones (FENACODEP) y otras siete federaciones de comerciantes, la Asociación de Bares de la Zona Colonial (ABZOCOL).


La Asociación Dominicana de Fabricantes de Cerveza (ADOFACE) y la Asociación de Hoteles y Turismo de la República Dominicana (ASONAHORES) y otros sectores manifestaron su preocupación sobre el proyecto de ley de Control de Expendio, Suministro y Consumo de Bebidas Alcohólicas.


Esos sectores porque creen que les llevaría a la quiebra, se perderían muchas plazas laborales, y el Estado dejaría de recibir mas de RD$15 mil millones de los impuestos que pagan cada año.


En las vistas públicas que realizó la Comisión de Interior y Policía del Senado participaron 15 expositores, algunos de éstos cuestionaron el límite de los horarios para vender y consumir esas bebidas y la distancia que deben tener los negocios de zonas residenciales y escolares.


El vicepresidente ejecutivo de ASONAHORES, Arturo Villanueva recordó que Asonahores genera más de RD$5,200 millones al año a la economía, y mostró su preocupación, porque en el proyecto se incluyan a las playas en los límites de los horarios para vender y consumir bebidas alcohólicas. Criticó la propuesta de establecer una licencia adicional.


El presidente de FENACODEP, René Japa, advirtió que esa ley violaría la Constitución, y que miles de personas quedarían desempleadas porque muchos negocios se irían a la quiebra.


Grace Heyaime, de la ABZOCOL, dijo que ese sector no está de acuerdo que se establezca una licencia para el expendio, suministro y consumo de bebidas alcohólicas. Coincidió con Ana Isabel Acosta, de ADOFACE, quien dijo que esa licencia sería una carga directa para las PYMES.