rre


NUEVA YORK. Seis meses después que se conociera sobre el arresto del enfermero Nanic Aidasani, quien fue acusado de violar a una anciana dominicana que sufre demencia y no puede valerse por sí misma, la familia de la víctima, está reclamando a la justicia acelerar el proceso para que el imputado responda por el crimen ante la ley.


El enfermero, que está en libertad con una fianza de $20.000 dólares desde febrero, fue presentado nuevamente ayer lunes en la mañana en la Corte Criminal de El Bronx.


Loida Rivera y, hija de la víctima y un hermano, estuvieron en una conferencia de prensa junto al reverendo y senador Rubén Estatal Rubén Díaz (padre), para pedir a la fiscalía y la corte que se agilice el proceso y que el supuesto abusador, pague por lo que hizo.


“Estamos pidiendo justicia, eso es lo que queremos”, dijo Rivera. “Ella está estable y recuperándose, pero despierta todas las noches llorando”, añadió Rivera.


“mi madre está muy frustrada, no puede comunicarse, se cubre el cuerpo, llora mucho y está pasando por un momento muy difícil”, relató la hija de la anciana dominicana.


El hecho ocurrió en el Centro de Salud y Rehabilitación Manhattanville, situado en el sector Riverside en El Bronx. El enfermero, volvió a salir ayer de la corte, con su abogado, luego de comparecer ante el juez.


La fiscalía dice que el enfermero cometió abuso sexual en segundo grado contra la anciana dominicana, mientras estaba a su cuidado en el referido centro. La acusación sostiene que el sospechoso, abusó de la anciana el 18 de febrero de este año, a eso de las 1:30 de la madrugada.


Los fiscales dijeron no han concluido las investigaciones forenses, por lo que un Gran Jurado no ha sido convocado para evaluar las evidencias y testimonios y poder acusarlo o no.