sic


Santo Domingo.-Los motivos por los que se recurre al sicariato han variado en el país, flagelo que es causado, entre otros factores, por la degradación moral de la sociedad, la proliferación de armas de fuego, y en el que participan individuos que “lo dan o hacen todo” por dinero.


Así lo aseguraron ayer varios expertos, quienes explicaron que esta modalidad criminal continúa en auge y ahora es utilizada hasta para “dirimir” problemas pasionales, profesionales y de otras cuestiones prácticamente inimaginables.


Demanda creciente


El sociólogo Celedenio Jiménez explicó que en la actualidad el sicariato tiene una demanda mayor y lo peor de todo es que esa demanda encuentra personas dispuestas a satisfacerla.


“Hemos llegado a un punto en que todo se compra y se vende. Y lo más lamentable es que existen personas que están dispuestas a quitarle la vida a otro por dinero”, sostuvo Jiménez.


De su lado, Manuel Sopolar, abogado de los familiares de Suleika Flores Guzmán, quien fue asesinada en abril por sicarios que contratados por una mujer celosa de su marido, manifestó que la sociedad ha llegado a niveles de intolerancia extremos.


Días antes de la muerte de Flores Guzmán, los gatilleros, a quienes se les pagó RD$400 mil por el “trabajo”, habían matado por confusión a la joven Natasha Sing Germán, error que elevó el precio de ambos crímenes a RD$800 mil, según la solicitud de medida de coerción del caso.


“La mayoría de estos sicarios son improvisados, individuos de escasos recursos de barrios del país, que difícilmente piensan algún día tener RD$200 mil o RD$400 mil en sus bolsillos obtenidos por vía legal”, expuso el experto en seguridad Daniel Pou.


Pou estimó que este tipo de crimen es “poco costoso”, ya que difícilmente sobrepase los RD$500 mil, lo que lo hace más atractivo.


“El sicariato es tan barato que la gente mata hasta por un pica pollo”, puntualizó el abogado Sopolar, al coincidir por separado con Poul.


Degradación


Los consultados indicaron que la violencia, promovida por la falta de valores que se registra en el país, ha traído consigo que fenómenos como esta modalidad delictiva se conviertan en prácticas del diario vivir.


“El sicario tiene como víctima a gente que no conoce. Que no tiene problemas con él”, indicó Celedenio Jiménez, al afirmar que la sociedad está entrando en niveles de disolución por la sobrevaloración del dinero.


En ese sentido, el experto en seguridad Daniel Poul manifestó que “República Dominicana se ha vuelto un país estructuralmente violento en todos los ámbitos, que se refleja hasta en la forma de conducir”.