cup


Santo Domingo.-Ante la oferta académica de la tanda extendida que realiza el Ministerio de Educación, muchos son los padres que han optado por retirar a sus hijos de centros educativos privados e ingresarlos al sistema público.


Sin embargo, las escuelas consultadas ya no tienen cupo debido a la demanda que tienen y por lo sobrepoblados que están estos centros.


Ejemplo de esta situación es el Centro Politécnico Militar San Miguel Arcángel, que ya no tiene espacio para nuevos alumnos. La escuela ubicada en Santo Domingo Norte, próximamente entrará al nuevo modelo.


“Tenemos una demanda muy fuerte”, expresó Sandra Encarnación, directora del área de básica. El centro tiene capacidad para dos mil cien alumnos, y el año escolar que recién concluyó se matricularon 2,500 alumnos, es decir 400 por encima de su capacidad.


Puso como ejemplo que en el año escolar 2013-2014 en las aulas de primero a cuarto el número de estudiantes oscilaba entre 56, 49 y 51, pero para que haya un buen desenvolvimiento y buen aprendizaje, debe ser de 35 en ese primer ciclo.


“Yo tengo tres años tratando de conseguir un cupo pero no he podido, y eso que vivo en Villa Mella”, dijo una madre que no quiso identificarse y salió del centro sin la esperanza de poder inscribir a su hijo.


Pero María Marte corrió con una suerte distinta, ya que tras mucha persistencia logró inscribir a sus cinco hijos en el centro. De esos, dos ya se graduaron en distintas áreas técnicas y en la actualidad están trabajando y estudiando en la universidad.


Marte narró que en principio fue muy difícil conseguir inscripción, pero gracias a su firmeza hoy día disfruta de los logros alcanzados por sus hijos y se muestra orgullosa de la educación que recibieron en ese plantel.


En la escuela La Hora de Dios, ubicada en el sector El Café de Herrera, el cupo dependerá de la cantidad de estudiantes que se retiren del centro, dijo su secretaria Vanessa Severino.


Una mejor educación a menor costo. María Castillo es de las madres que sostienen que el sistema educativo está mejorando y está buscando la forma de ingresar a sus dos hijos de 13 y 6 años a una escuela pública donde se les brinde una mejor educación a menor costo.


“Tengo amigas que el año pasado sacaron a sus hijos de centros privados y están en escuelas públicas y están mejor”, dijo. Vladimir Ramos precisó que el aspecto económico también ha motivado el cambio. “Todos los años los colegios están más caros, súmele a eso la canasta familiar, es insostenible, con el mismo salario”, dijo.