lic


Santiago.-El inicio del paro que por tiempo indefinido convocaran organizaciones populares de Licey al Medio y la parte baja e Moca se vio matizado por enfrentamiento a tiros entre agentes policiales y manifestantes.


Las comunidades reclaman el asfaltado de 25 kilómetros de calles en Las Palomas, Uveral y Limonal.


En víspera del paro, los revoltosos detonaron bombas de fabricación casera y empezaron a disparar contra los que se desplazaban en vehículos.


En horas de la mañana del martes, otro grupo tomó las calles de Licey y colocó escombros y derribó árboles en medio de la carretera Duarte que comunica con Santiago y Moca. El comercio cerró sus puertas en su totalidad y el tránsito es prácticamente nulo.