Trato De Robar bebe


El Cuerpo de Investigaciones Criminales del área de Caguas identificó esta tarde a la mujer que durante el día de ayer se personó al hospital HIMA de ese municipio haciéndose pasar por una empleada del Departamento de la Familia (DF) con intenciones de recoger al bebé nacido de forma prematura tras el asesinato de su madre a tiros el pasado 4 de julio.


La fémina de unos 57 a 60 años de edad, es residente de la urbanización Fernando Pla, aledaña al hospital HIMA de Caguas donde laboró como enfermera entre los años 1995 al 1998.


Una vez esté en custodia de los investigadores para ser entrevistada con relación a los sucesos, el caso sería consultado con el fiscal del caso para que determine si procede la radicación de cargos en su contra.


El capitán Gerardo Oliver, director del CIC del área de Caguas, indicó que la fémina fue identificada ya que los empleados del hospital la conocen. Según versiones sin confirmar por las autoridades se cree que la mujer en la actualidad es paciente mental.


Los hechos ocurrieron ayer por la tarde cuando la mujer que es una exempleada de la institución, la cual estaba vestida con uniforme de enfermera llegó al hospital y se identificó como empleada del DF con el fin de recoger al menor hijo de la víctima del crimen, Angeliz Carrasquillo Rosa, de 19 años; para llevárselo.


Según el coronel José L. Ramírez, jefe del área de Caguas, el personal del hospital se percató que se trataba de una impostora ya que no siguió el protocolo establecido para estos casos y debido al hecho de que el infante está en la unidad neonatal en condición delicada ya que nació prematuro.


El personal médico le indicó a la supuesta enfermera que pasara por una de sus oficinas y procedió a increparle. Cuando se vio acorralada, cambió su versión indicando que quería solicitar empleo y entregó una identificación a la cual se le tomó una copia. De inmediato, se levantó y abandonó la institución hospitalaria.


“No creemos que se trate de un acto de venganza”, sostuvo Ramírez. “De inmediato se activaron medidas de seguridad adicionales, pero el bebé nunca estuvo en riesgo. Personal del CIC busca a esta mujer ya que cometió varios delitos”, agregó.


El viernes de la semana pasada en la carretera PR-1, intersección con la calle Garrido en Caguas, la progenitora del infante, quien se encontraba en su octavo mes de gestación, fue asesinada de varios impactos de bala mientras viajaba como pasajera en un auto Nissan Maxima del 2010 el cual era manejado por su pareja, Félix J. Díaz Hernández, de 22 años, quien resultó herido de bala.


Paramédicos le salvaron la vida al infante mientras era transportado al hospital donde la sometieron a una cesárea de emergencia.


También fue herida una persona ajena a los hechos, José del Llano Aguayo, de 66 años, quien salía de comprar en un establecimiento cercano al tiroteo y quien permanece recluido en el Centro Médico de Río Piedras.


El oficial agregó que, como medida preventiva, también se incrementó la seguridad en la funeraria donde se llevará a cabo el velorio de Carrasquillo Rosa.