cana



SANTIAGO. Dieciocho viviendas del sector El Ciruelito, próximas a la avenida Hatuey, resultaron inundadas de heces fecales y sus propietarios desplazados a otros lugares, a consecuencia del desbordamiento del sistema cloacal.


La crecida de aguas residuales se registró hace ya una semana, desde entonces los residentes en el lugar esperan por las autoridades de la Corporación del Acueducto y Alcantarillado de Santiago (CORAASAN), para que corrijan el problema, el cual está generando enfermedades a sus moradores.


Los vecinos atribuyen el desbordamiento de las aguas residuales al desvío de la cloaca de una urbanización cercana al sector.


“Ya tenemos más de siete días viviendo entre heces fecales, las autoridades están esperando que se enferme todo el que vive aquí para arreglar la cloaca”, dijo indignado Richard Tavares, residente en el lugar.


Los moradores en el sector advierten que otras 40 casas están en riesgo de resultar anegadas, debido a que cada día que pasa se incrementa el nivel de contaminación ya que el sistema cloacal esta colapsado, por lo que se precisa la intervención de las autoridades. “Aquí no podemos dormir en paz pensando que las aguas pueden inundar las casas que aún no han sido afectadas”, dijo Nicasio Peña.


Durante el fin de semana, con el objetivo de llamar la atención de las autoridades, los comunitarios se manifestaron quemando neumáticos. Los vecinos esperan la pronta intervención de CORAASAN, y resuelvan este mal que atenta contra el estado físico y emocional de sus moradores. Aseguraron que se lanzaran a las calles una vez más de no ser escuchados.