A las chinos ya no les basta con usar protector solar o bañadores que cubran más partes de su piel. Esta vez idearon un “bikini facial” para protegerse, de una vez y por todas, de los rayos del sol.


Se trata de un gorro de nylon y spandex que oculta el rostro y el cuello y deja al descubierto solo los ojos y la boca; además viene en tallas para adultos y niños. Aunque parece una idea totalmente descabellada, no hay duda que cumple su visión.


Las primeras capuchas se vieron entre los vacacionistas de las playas de Qingdao en sus playas (ciudad portuaria de la provincia de Shandong, en la República Popular China). Sin embargo, parecen más un grupo de ladrones de banco que personas dispuestas a disfrutar de un relajante día de playa.