indocumentados


Miembros del Ejército Nacional, arrestaron a 43 inmigrantes haitianos que cruzaron la frontera dominico-haitiana de manera clandestina con destino a territorio dominicano, informó este lunes el organismo castrense.


La fuente dijo que 30 de los apresados son hombres, 10 mujeres y tres niños.


Los menores fueron enviados a albergues de la República Dominicana porque, como ocurre con frecuencia, los ilegales negaron asumir su custodia, alegando que desconocían a sus padres y los lugares donde viven en Haití, agregó la institución.


Las autoridades comunicaron que los indocumentados fueron detenidos mientras caminaban por montes de las comunidades de Carbonera, Masacre, Santa María, Gozuela y Copey, con destino a la ciudad de Santiago, principal destino de los inmigrantes haitianos.


Algunos de los haitianos dijeron a los militares que fueron engañados por “poteas”, como se conoce en Haití a las personas que se dedican a traficar con personas por la frontera que separa a las dos naciones caribeñas.


Silita Mantaná, una de la que formó parte del grupo de inmigrantes devueltos a su país, en medio de llantos, informó que vive en Trou Dunort, al noreste de Haití, que nunca ha sido documentada en su país y que sus cuatro hijos de 9, 13, 15 y 17 tampoco han ido a la escuela y que no disponen de actas de nacimiento.


Subrayó que un compatriota suyo, traficante de personas, a quien identificó como Philip, le cobró 400 dólares para llevarla a la ciudad de Santiago, prometiéndole que allí lograría documentarse y luego traer a sus hijos e inscribirlos en la escuela.