enrr


La Sociedad Ecológica de Barahona (SOEBA), mostró preocupación por los frecuentes daños medioambientales que se producen a lo largo y ancho de la Región Enriquillo, sin que exista el interés del órgano rector para que esa situación no siga dándose.


La sociedad dijo además sentir preocupación por la defensa del Director Regional de Medio Ambiente, César Ferreras, quien ante infracciones denunciadas por grupos comunitarios, alegando que el funcionario local que para hacer desastres ambientales cuentan con el debido permiso de ese ministerio.


SOEBA pide, mediante un documento de prensa, enviado a los medios de comunicación, firmado por su presidente, Ángel Peña, al Ministro de Medio Ambiente, Bautista Rojas Gómez, ordenar a la sectorial de ese ministerio en la región, actuar ante los constantes daños ambientales que afectan la región.


Señalaron que esa situación en la zona se observa con la extracción indiscriminada y sin criterio técnico de agregados en ríos y arroyos, como en el río Palomino, del Firme, en el Distrito Municipal de La Guázara, así como Nizaito, en el municipio de Paraíso.


La explotación irracional del cauce del Arroyo Las Cuevas por parte de Khoury Industrial, en el tramo carretero Polo-Cabral, la tala indiscriminada de árboles en la rivera de los ríos Brazo Grande en La Guázara y Las Auyamas, en Polo.


Así mismo muestra preocupación por la tumba y quema de árboles a gran escala en Polo, principalmente en Las Cuevas, Los Charquitos, Los Arroyos y  Las Auyamas para la siembra de frutos menores, cacería de aves (palomas y rolones), la captura de pichones de cotorra, en la zona montañosa del Bahoruco Oriental y Sierra Bahoruco.


Se queja, también, por la poca operatividad del Ministerio de Medio Ambiente en la zona, ya que en todas las vías de acceso se observan permanentemente camiones con grandes  volúmenes de carbón, situación que crea una “gran” preocupación por los daños causados a los bosques.


La sociedad afirma, que a la vista de las autoridades se da la contaminación del litoral costero marino de la provincia, debido al vertido directo de aguas contaminadas, ante la falta de una planta de tratamiento y un sistema cloacal obsoleto. “La planta de tratamiento de aquí inició su construcción hace casi cuatro décadas y su capacidad que era a 20 años, se ha perdido”. Aseguró.


Manifestó que es de mucha preocupación el alto grado de hacinamiento en el mercado público y el manejo inadecuado de la basura, por la contaminación en el área del malecón, y la utilización del muelle como centro de  acopio de agregados  para la exportación.


Intervención


La sociedad Ecológica exige, además, la inmediata intervención del Ministro de Medio Ambiente para regular la extracción de Bauxita por la empresa COVEMCA en el municipio de Pedernales,  debido a que observan una explotación agresiva, sin, aparentemente, aplicar un plan de manejo ambiental para la recuperación de la zona.