Directora de escuela y narco dominicano arrestados


Una directora de escuela en Brooklyn y un presunto narcotraficante dominicano, fueron arrestados por patrulleros estatales, por traficar drogas con presos de una cárcel de máxima seguridad situada en un poblado de la parte alta Norte del estado de Nueva York.


Los investigadores identificaron a los detenidos como Sadie Silver de 40 años de edad, una directora que había sido muy promocionada en su trabajo y a Michael Acosta, de 34, quienes presuntamente se dedicaban a llevar drogas a la referida prisión estatal ubicada en el suburbio de Coxsackie.


Silver y Acosta, enfrentan cargos graves por contrabando de narcóticos a una cárcel y posesión criminal de sustancia controlada, además de otra acusación por un delito menor de poner en peligro el bienestar de un menor de 10 años, que transportaban en el vehículo usado para llevar las drogas a la correccional.


Ambos sospechosos, llegaron a la cárcel para supuestamente visitar a uno de los reclusos, con el que tenían la intención de entregarle la droga.


El mayor de la Policía Estatal Patrick Regan, dijo que Silver y Acosta, tenían una cantidad considerable de heroína en su poder, además de pastillas Suboxone, para entregarlas al preso no identificado en la investigación.


La cárcel, tiene una población de 1.000 reos. “Ellos trajeron a un niño de 10 años de edad, mientras intentaban entregar los narcóticos”, agregó el oficial.


Los dos acusados, fueron puestos en libertad con sendas fianzas y tendrán que regresar a la corte en una fecha próxima.


Acosta es novio de la mujer y el niño hijo de ella. El hombre, tiene un récord criminal y parientes de él, dijeron que ha estado tratando de mantenerse alejado de los problemas.


El Departamento de Educación, canceló a Silver de su trabajo en la Escuela Pública 28 del sector Bushwick en Brooklyn, pero fue reasignada a otras labores, mientras concluye la investigación, dijo la portavoz de la agencia Margie Feinberg.


La directora, que es hispana, ganaba un salario de $129.920 dólares al año. Antes de su detención, ella era conocida como una “líder” en la escuela y superó los problemas de su infancia para graduarse y ayudar a los niños del vecindario en el que creció.


Siendo adolescente, quedó embarazada y abandonó los estudios, pero logró vencer los desafíos para graduarse y consiguió dos maestrías, siendo contratada en 1996 para trabajar en escuelas públicas de la ciudad.