escu


Santiago.-La deuda de 75 millones de pesos que mantiene el gobierno con los contratistas comienza a retrasar la construcción de las escuelas prometidas para estar listas para agosto.


El pasado día 8 de abril de este año, el presidente Danilo Medina dejó inaugurada en Santiago 11 escuelas con 156 aulas, las cuales serán integradas de inmediato a la Jornada de Tanda Extendida.


En total, mediante sorteos el ministerio de Educación inició en el 2013 un total de 86 escuelas en esta provincia.


Dicen que la acumulación de una deuda millonaria ha descapitalizado a los constructores y amenaza la  imposibilidad de la entrega de las obras.


Un grupo de constructores de edificaciones escolares, dijo a este medio que los supervisores de la Oficina de Ingenieros Supervisores de Obras del Estado (OISOE), tratan de obligar a que se terminen las obras, pero no disponen el pago de las cubicaciones de cierre.


Tan solo en Santiago adeudan de las cubicaciones de cierre de las escuelas inauguradas en el primer trimestre de este año les deben alrededor de 20 millones de pesos.


De acuerdo a los constructores de edificaciones escolares, las presiones también van en la dirección de que se compre a suplidores o empresas específicas como de granito y otros materiales.


“Pretenden obligar a que los contratistas de las escuelas subcontraten a trabajos en esas constructores de jardinería y otras con compañías o personas que ellos señalan”, apuntan.


Sin embargo, el presidente del Colegio Dominicano de Ingenieros, Arquitectos y Agrimensores (CODIA) regional Santiago, Roberto Durán, dijo que carecen de informaciones al respecto sobre la problemática de los contratistas.


“Hasta el momento, nosotros estamos ajenos al balance de la deuda que mantiene el gobierno con los contratistas”, expresó Durán al hablar vía telefónica con periodistas de El Caribe.


Los contratistas denuncian que por la problemática de deuda acumulada, esa misma situación se repite en Santiago, Puerto Plata, Moca y otras comunidades del Cibao.