sig



SD. A la deuda externa del sector público no financiero se le sumaron otros US$930.19 millones en el mes de mayo, lo que, comparado con el saldo de 2013, que era de US$14,919 millones, representa un crecimiento de 6.2%.


Este incremento obedece casi en su totalidad a la emisión de bonos globales del 24 de abril pasado. Esta colocación fue a 30 años, por un monto de US$1,250 millones a 7.45%.


Según Crédito Público, al 31 de mayo, esa operación se refleja en el saldo de la deuda pública externa del Gobierno Central, que alcanzó los US$15,849.2 millones. Por lo menos en valores absolutos, este es el monto más elevado que en toda su historia el país le debe a acreedores extranjeros.


El 12 de julio pasado, Crédito Público, del Ministerio de Hacienda, completó la colocación con otros US$250 millones en bonos globales. También fue a un plazo de vencimiento de 30 años.


El rendimiento fue de 6.5%, y la emisión se hizo con prima, al venderse a un precio superior de su valor facial, que fue de 107.566. Estas emisiones están contempladas como fuentes financieras en el Presupuesto de 2014, por un monto total de US$1,500 millones.


Entre diciembre de 2013 y mayo de 2014, la deuda interna bajó por un monto equivalente a US$243.66 millones, lo que significa una caída relativa de 2.9%. Pero como proporción del PIB, la deuda pública del Gobierno siguió siendo un 38.3%.