No le gusta


Suena a cliché, pero es el típico argumento de Hollywood: la protagonista, simpática y dulce, se enamora del chico duro del instituto. Mientras su mejor amigo, débil y escuálido –aunque muy bueno–, entierra en timidez el amor que siente por ella. Pero un nuevo estudio indica que las películas no están tan erradas en cuanto a lo que pasa.


La ciencia se empeña ahora en dar la razón a Hollywood. Un estudio publicado por la revista Personality and Social Psychology Bulletin puso de manifiesto que los hombres se sienten atraídos por las ‘buenas chicas’. Sin embargo al revés no ocurre igual. Ellas no se interesan por los buenos chicos en un primer encuentro.


Un grupo de investigadores de tres universidades estudió el mecanismo que explica por qué los intereses sexuales al conocer a una persona del género opuesto difiere entre hombres y mujeres.


La ‘sensibilidad’ no atrae


El experimento fue el siguiente: se escogió a un grupo de 120 jóvenes voluntarios y se los dividió por sexo. Después se les iba emparejando aleatoriamente entre ellos con la única condición de que no se conocieran. Los investigadores les preguntaron por el interés sexual que les despertaba esa ‘cita a ciegas’ ante la posibilidad de que se pudiera extender en el tiempo y cómo les gustaba su nueva ‘pareja’ según esa primera impresión.


Los investigadores buscaban unas características que definieran lo que para ellos era la clave: la ‘sensibilidad’. Lo explicaron así, según recoge Newsweek: “una característica que las parejas buscan según sus valores y también los apoyos que quieren. También la propia imagen que cada uno tiene de sí mismo y lo dispuesto que está cada uno a cambiar en las relaciones”. Así los investigadores pretendían usar esta definición para entender lo que hombres y mujeres buscan en sus posibles parejas.


Esa definición ‘sensibilidad’ es la clave para mantener una relación a largo plazo, tanto de amistad como de amor, según el investigador Gurit Birnbaum.


Sin embargo las respuestas que han encontrado los investigadores son curiosas. Esta ‘sensibilidad’ no es necesariamente importante en un primer encuentro. Es más, muchas veces es justo lo contrario.


Así en uno de los estudios que han realizado, los investigadores se centraron en si los sujetos encontraban deseables a las parejas que les presentaban, teniendo como parámetro clave esta ‘sensibilidad’. Así encontraron que las mujeres que los hombres encontraban atractivas eran percibidas como ‘sensibles’ y que eso les hacía parecer a sus ojos más ‘femeninas y atractivas’.


Las mujeres que participaron en el estudio, sin embargo, no encontraban a los hombres ‘sensibles’ atractivos. Aunque aclaran, no por parecer sensibles son menos masculinos.


El resumen y la conclusión: en un primer encuentro, siempre guiados por las primeras impresiones, los hombres prefieren a las ‘buenas señoritas’, mientras que las mujeres piensan que los chicos buenos son unos ‘desabrido’.