morg


Los días del hospital general docente Luis Eduardo Aybar (Morgan) están contados, pues el Ministerio de Salud Pública se propone demolerlo a partir del mes de septiembre.


En su lugar construirán otro centro asistencial que esté a la altura de la demanda de los más de 30 sectores de la parte alta de la ciudad a los que habitualmente brinda servicios.


En los últimos años “El Morgan”, como tradicionalmente se conoce al Luis Eduardo Aybar, ha estado atravesando por una crisis que se refleja en una permanente falta de insumos, baja en la calidad de los servicios, escasez de medicamentos, y, en la última semana, carencia casi total de agua potable.


El 21 de mayo último el hospital fue declarado “en estado de emergencia” por su personal de salud, y el día 5 de junio fue intervenido por el director de Servicios Metropolitanos de Salud, Enriquillo Matos, quien dos días después juramentó a Manuel Méndez como nuevo director, en sustitución de César Gesurum.


La semana pasada diversas organizaciones comunitarias de barrios populares como Capotillo, María Auxiliadora, Los Guandules, Gualey y 27 de Febrero estuvieron discutiendo el impacto que, en términos de servicios de salud, significaría la demolición del viejo edificio.


Comunitarios están preocupados


La información sobre la demolición del hospital es, incluso, discutida en los pasillos del centro de salud por el personal médico y administrativo, así como en determinadas instancias del Ministerio de Salud Pública. Ayer elCaribe fue informado de que ya no se están aceptando nuevos ingresos de pacientes, y que la semana próxima el Ministerio de Salud iniciará la reubicación del personal de salud y administrativo en otros centros de salud.


“Estamos brindando servicios ambulatorios, de consultas y emergencias, y las personas que ameriten ser ingresadas las estamos refiriendo a otros hospitales, pues ya no estamos aceptando más ingresos”, dijo un funcionario médico del referido centro asistencial.