bui



La jueza del Segundo Juzgado de la Instrucción del Distrito Nacional, Patricia Padilla, declaró ayer inadmisible un acuerdo entre el ministerio público y alrededor de 20 acusados de pertenecer a una red de lavado de activos y narcotráfico, liderada por los hermanos colombianos Huber Osvaldo Buitrago Ruiz y Ángel María Buitrago Vacca.


Los imputados se declararon culpables de los hechos que se les atribuyen y negociaron con el ministerio público. Buscaban una condena de cinco años de prisión y la venta en subasta de los bienes que les fueron decomisados.


De admitirse este acuerdo, advirtió la jueza Padilla, “estaríamos ante un fraude procesal cuyo rechazo deviene en una obligación impuesta a los juzgados o tribunales”. Ahora, los 24 acusados deberán asistir a una audiencia el 11 del presente mes para continuar el proceso.


“No puedo servir de coartada para sustituir la penalidad prevista en cada figura delictiva, ni tampoco para variar su duración, circunstancia o contenido, mucho menos para inventar penas no previstas por la ley”, agregó la jueza Padilla.