Dicen que lo importante no es ganar, sino competir, pero para la corredora de Namibia, Beata Naigambo, llegar a la meta lo es todo.


Durante los Juegos de la Commonwealth, se vivieron momentos dramáticos cuando la atleta olímpica desfalleció en busca de terminar la carrera.


Alentada en los últimos metros por la multitud que se dio cita en Glasgow, Escocia, Naigambo sacó fuerzas de flaqueza y aunque se derrumbó contra la valla, tuvo los arrestos para levantarse y cruzar la línea, donde una vez más se desplomó.


Debido al gran esfuerzo de la prueba de maratón, las asistencias llevaron a la deportista africana a un hospital, donde horas más tarde fue dada de alta.