Narco  Drones


La tecnología y los cárteles del narcotráfico en México no son temas distintos. Según la Agencia para el Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés), el narco fabrica sus propias aeronaves no tripuladas o drones, con el fin de traficar droga a Estados Unidos.


La Agencia detalla que desde 2011 tenía información sobre el uso de drones por el crimen organizado, pero utilizaban aparatos fabricados en el extranjero, principalmente de Israel; sin embargo, la tendencia cambió.


El alto precio de la compra, de construir un túnel kilométrico en la frontera o adquirir sumergibles, obligó a los cárteles a rediseñar una nueva estrategia, utilizar ensambladoras de drones en territorio mexicano, detalla la DEA.


Según publica el diario El Universal, la capacidad de las aeronaves varía según la necesidad del cargamento, de ahí que los carteles hayan aumentado su uso, debido a su alta rentabilidad.


La forma de trabajar de los cárteles es contratando a profesionistas por el doble o triple de su salario para la fabricación de estos drones. La investigación señala a la ciudad de México, Querétaro, Guadalajara y Nuevo León como los principales puntos de manufactura.


Pese a la estrategia, desde el 2012 la agencia antidroga registró un promedio de 150 cruces de drones que transportaban paquetes de cocaína; hasta el momento se han decomisado cerca de 2 toneladas.