stg


SANTIAGO. La acumulación de desperdicios en las principales avenidas, calles y sectores de esta ciudad y el caos del tránsito urbano y suburbano son los principales problemas a los que se enfrentan las autoridades locales y los ciudadanos diariamente.


A pesar de los esfuerzos realizados por la Alcaldía de aquí para lograr la eficiencia del sistema de recogida de basura, con la inversión millonaria en equipos, y la contratación de nuevas compañías, todavía ese problema no se ha resuelto definitivamente.


Tampoco han valido las campañas de concientización a la población, por parte de las autoridades municipales. En calles céntricas, barrios y urbanizaciones, se observan montones de basura de todo tipo.


Recientemente la Alcaldía contrató a la empresa CON WASTE Dominicana, que se unió a otras dos empresas privadas en la labor de recolección de más de mil toneladas diarias de basura que se producen en el municipio. En algunos sectores se notó la mejoría, pero fue pasajera.


En lo que respecta a recogida de basura, la Alcaldía tiene un déficit de más de 10 millones de pesos mensuales, ya que su costo supera los 30, mientras la población paga entre 7 y 8 millones mensuales.


Tránsito


En esta ciudad se mantienen los viejos problemas del tránsito urbano a causa de varios factores, entre ellos vías estrechas, falta de señalización, semáforos fuera de servicio e insuficiencia de espacios para estacionamiento.


En calles como El Sol, España, Restauración, 16 de Agosto, 30 de Marzo, Independencia, Sánchez, Cuba, Beller y Sabana Larga, se hace casi imposible conseguir un estacionamiento para los vehículos privados.


Empresarios locales han utilizado espacios donde existían construcciones victorianas y legendarias convirtiéndolos en parqueos públicos.


Las más de 20 rutas urbanas del transporte urbano, con unidades obsoletas, trasportan diariamente a millares de pasajeros a sus centros de trabajo o estudios.


Los agentes de la Autoridad Metropolitana del Transporte (AMET) ofrecen un gran servicio en los principales puntos conflictivos de esta ciudad.


Tanto la Alcaldía local como el Plan Estratégico de la ciudad han planteado que la solución a este problema sería colectivizar el transporte, para lo cual se necesitaría una inversión millonaria.


En la solución de este problema habría que involucrar a miles de choferes que, ante la puesta en vigencia de la colectivización del transporte, resultarían perjudicados.