chiLa epidemia de chinkungunya bajó de forma importante en el municipio Santo Domingo Oeste. De 600 pacientes diarios que recibía el hospital municipal de Engombe, ahora se atienden 200 y la emergencia lucía ayer con pocas personas con probabilidad de tener el virus.


La directora del hospital municipal, doctora Ana Lora, atribuye la baja importante de los casos a que la comunidad fue debidamente concienzada en torno a la necesidad de eliminar los criaderos del mosquito Aedes aegypti y Aedes albopictus.


 En el hospital llegó a ser alarmante el número de febriles, fue necesario armar un furgón y dar atención en todas las unidades de atención primaria del municipio.


Los tres hospitales de la zona estuvieron repletos de pacientes febriles, lo que se atribuye a la vulnerabilidad de la zona, a la gran cantidad de árboles y a la falta de agua. Lora asegura que la semana pasada se atendieron 1,115 personas con fiebre y sospechosos de la enfermedad provocada por el virus que transmite el mosquito.


En la zona se visitan los hogares dos veces por semana, se orienta a las personas en torno a la eliminación de criaderos y a la limpieza de los tanques de agua, asegura la funcionaria. Narra que solo la educación y orientación que recibe la ciudadanía ha podido revertir esta enfermedad.