Al menos cuatro personas han muerto este miércoles tras estrellarse un avión de carga contra un edificio comercial en la capital de Kenia, Nairobi, poco después del despegue, según han informado las autoridades aeroportuarias a AFP.


«Un avión de carga Fokker 50 con cuatro personas se ha estrellado esta mañana en un edificio industrial» después de despegar del Aeropuerto Internacional Jomo Kenyatta, dijo la Autoridad de Aeropuertos de Kenia en un comunicado.


Al parecer, el avión transportaba khat, una droga que al ser mascada, genera un estado de euforia leve seguido de un largo período de estupor. Es producido en el este de África, se consume localmente y se exporta a algunos países europeos para los consumidores de Etiopía, Kenia y Somalia. Francia prohibió la droga en 1995. A finales de junio se convirtió en ilegal en Inglaterra y Gales.


El avión se estrelló en una zona exterior del aeropuerto, donde se sitúan los edificios de oficinas e industriales. «El avión chocó contra un poste de electricidad antes de estrellarse contra un edificio y estalló en llamas», ha explicado un oficial de policía de alto rango a la agencia de noticias. Después de un breve cierre, el aeropuerto ha reanudado su actividad, de acuerdo con un funcionario de seguridad, Eric Kiraithe