Dame To


Santiago.- La fiscal Tamaris Moronta, de la Unidad Contra Violencia de Género, se convirtió en la nueva víctima de la delincuencia al ser asaltada en su propia vivienda, en el residencial Sorángel al sur de Santiago.


Moronta y su hermano Félix Antonio Moronta fueron amenazados a punta de pistola y obligados lanzarse al suelo por dos individuos que se desplazaban en una motocicleta.


Los ladrones le llevaron un anillo de graduación dos celulares y una flota de la Fiscalía; dos computadoras laptops marca Dell, un Ipad, un televisor, un llavero de la yipeta y una suma indeterminada de dinero.


Aunque recuperaron los bienes en poder de Julio César Pérez quien lo entregó de forma voluntaria, no aparece el dinero.


Por el hecho fue apresado Luis Miguel Tejada (Monaco), de 19 años, quien hace dos semanas fue sometido a la justicia por el porte ilegal de arma, mientras sigue prófugo Willy Vargas Almonte.


Con este caso, suman ya siete los fiscales y jueces asaltados en Santiago, algunos hasta agredidos por los delincuentes. Tan solo del Departamento contra Violencia de Género van tres los afectados, desde diciembre del 2013 a la fecha.