f


ANDRES, BOCA CHICA. Miembros de Investigaciones Criminales de la Policía Nacional apresaron ayer a dos de cuatro hombres que estafaron varios negocios al comprar bebidas alcohólicas, cigarros y otros artículos con billetes falsos de cien dólares.


Los apresados fueron identificados como Walder Matos y Johan González, quienes se movilizaban en un Mercedes Benz, junto a otros dos que lograron escapar con un maletín que supuestamente contenía una gran cantidad de dólares falsos.


Se informó que en la mañana de este martes, los detenidos fueron trasladados desde la comandancia policial de Boca Chica hacia la Dirección Regional en Invivienda Santo Domingo Este, para continuar las investigaciones y establecer si se trata de una red de falsificadores de dinero.


Los sujetos llegaron a comprar en supermercados, bodegas y colmados, botellas de whsiky, vinos, cigarros y otros artículos con los billetes falsos, de acuerdo a los informes obtenidos de las autoridades. Los dos escapados son buscados por oficiales de Investigaciones Criminales.


Además, cambiaron dólares falsos por pesos a una tasa de 40 por uno, cayendo varios comerciantes en la estafa. Las autoridades buscan determinar la cantidad de comercios estafados por los cuatro sujetos.


El apresamiento de dos de los cuatro falsificadores se produjo en la autopista de Las Américas cuando intentaban comprar cinco botellas de whisky con los dólares falsos, luego de que otros comerciantes dieron la voz de alerta a oficiales policiales destacados en Boca Chica.


Los otros dos que escaparon con el maletín que contenia los dólares falsos, se internaron en uno matorral que rodea La Caleta, siendo imposible su captura por parte de los agentes policiales.


En poder de los detenidos, las autoridades encontraron mas de 600 dólares de billetes de cien falsos, dinero que utilizarian en el negocio de la autopista de Las Américas en la compra de bebidas alcohólicas y cigarros de marcas.


Además de movilizarse en un Mercedes Benz, los cuatros hombres estaban correctamente vestidos como forma poder engañar a los comerciantes con los dólares falsos y evitar asimismo el apresamiento por parte de la Policía Nacional.