Ventana Rota


Una nueva ley en el estado de Tennessee dicta que cualquier persona puede entrar a la fuerza en un vehículo para rescatar a un menor de edad.


La ley, aprobada el 8 de abril, establece que en tanto que una persona haya descubierto a un niño encerrado en un auto y que “crea de buena fe que es necesario entrar por la fuerza en el vehículo porque el menor está en peligro inminente”, podrá romper la ventana del coche para rescatarlo, utilizando “no más fuerza que la necesaria”.


La ley también dice que si uno entra al vehículo a la fuerza, debe poner una nota en el parabrisas con la información de contacto, la razón del daño, y prometiendo que las autoridades serán notificadas. Además, uno deberá quedarse con el menor hasta que llegue la policía.


Siempre y cuando se cumplan los detalles de la ley, la persona no será responsable de pagar ningún daño del auto. La preocupación por niños encerrados en autos sofocantes ha estado en el centro de la atención mediática después de la muerte de Cooper Harris, de 22 meses, que falleció asfixiado en el auto en el que estuvo encerrado durante más de siete horas el 18 de junio por su padre, Justin Ross Harris.


La fianza de Harris fue negada durante una audiencia el 3 de julio y enfrentará a un gran jurado por cargos de homicidio y crueldad infantil.


La Administración de Seguridad en Carreteras de Estados Unidos reporta tras un reciente estudio que 14 % —casi dos millones de padres— han dejado intencionalmente a niños solos en un vehículo estacionado.