3139D10D-7DD3-47C3-A815-F166E34ABC95.jpg__270__200__CROPz0x270y200


SANTIAGO.- El suministro de agua potable se encuentra en crisis en un gran porcentaje de las urbanizaciones, torres y barrios de Santiago, a causa de la aguda sequía que se registra en la región Norte dominicana y, en casi todo el territorio.


 Moradores de distintas comunidades del sector Cienfuegos, al igual que de los ensanches Espaillat y Libertad, todos en el noroeste de la ciudad, se quejan que hasta hace unos meses recibían el líquido con cierta regularidad, pero que en estos momentos hay dificultad para conseguirla aunque sea en pequeñas cantidades.


 Los de economía más holgada expresan que, han visto mermar sus posibilidades para abastecer las cisternas, lo que esperan paliar en los próximos días, más, si el clima lluvioso mejora.


 El panorama es igual en otras partes de la ciudad, como en las urbanizaciones y barrios relativamente nuevos, enclavados en los cuatro puntos cardinales del municipio.


 Al inicio de esta semana, la Corporación del Acueducto y Alcantarillado de Santiago (CORAASAN), recibió la solicitud de los residentes en el municipio de Sabana Iglesia, al suroeste de la provincia, para que los surtieran de agua, por las dificultades que confrontan con el Instituto Nacional de Agua Potable y Alcantarillado (INAPA).


 El director de la institución, Silvio Durán, informó que ordenó el envío de varios millares de galones del líquido a la población localizada en la sierra Central, transportados en siete camiones cisterna. Además el funcionario destacó que, sus técnicos evalúan las condiciones de la planta que opera – INAPA -para darle un mantenimiento como ayuda interinstitucional.


 Se recordará que, cientos de comunitarios de Sabana Iglesia, dejaron sin agua a muchos sectores de las provincias Espaillat y Santiago, cuando a manera de protesta porque no son favorecidos con el líquido, cerraron la válvula de la presa de Tavera.


 Los dirigentes comunitarios y religiosos que encabezaron la protesta el pasado lunes desistieron, luego de reunirse con dirigentes de CORAASAN y  estos se comprometieran a hacer una evaluación y a suministrarle agua mediante camiones para mitigar la crisis que por el deterioro que presenta la planta de agua del INAPA, mantiene el municipio sin el preciado líquido.