Botella De Veneno


SAN JUAN, República Dominicana.- Una adolescente intentó quitarse la vida ingiriendo gas kerosén, molesta porque su madre le había dado una pela en la comunidad de Los Cacheos en San Juan de la Maguana.


La joven de 14 años de edad se tomó media botella de gas, razón por la que fue internada en el hospital Alejandro Cabral.


La menor cuyo nombre se omite por razones de ley sostuvo una pelea con un hermano, tras haber sido enviada a un mandado.


Esta fue castigada por su madre y molesta por el castigo se ingirió el combustible, que le provoco la intoxicación citada.