britneyResulta que Britney fue a almorzar el fin de semana con su pareja David Lucado al famoso restaurante The Cheesecake Factory, ubicado cerca de su mansión, en Calabasas, California.


Consumió apenas una ensalada y una entrada y sumó una cuenta de cerca de 30 dólares.


Cuando terminó su almuerzo, como toda diva, se levantó y se retiró del lugar rápidamente para evitar el acoso de los fotógrafos y dejó a su guardaespaldas a cargo de la cuenta.


Resulta que el hombre pensó que Britney había pagado, con lo que al final, ninguno canceló la suma. Al notar el percance, Britney regresó al lugar y no sólo pagó todo, además, le dejó una propina de 100 dólares a la moza.