fueg


El control del fuego que desde hace 13 días afecta el parque nacional de Valle Nuevo, en Constanza, ha sido posible por la integración de los campesinos, los bloques de agricultores, las autoridades locales, fundaciones, juntas de vecinos y el Consejo Interinstitucional para el Desarrollo de Constanza, junto a las autoridades.


Desde el Bloque de Organizaciones Campesinas, el comunicador Fraima García informó en la tarde de ayer que el fuego se mantenía bajo control, sin que avance hacia zonas del parque, a lo que contribuyeron las fuertes lluvias que cayeron ayer en la tarde.


José Delio Guzmán, presidente de la Fundación del mismo nombre, consideró que sin la participación del Comité de Seguimiento del Plan de Manejo del Parque Nacional Valle Nuevo, de la que forman parte las entidades mencionadas, las autoridades y otras agencias como Pronatura y la Sociedad Ecológica la Española, las consecuencias del fuego fueran otras.


Sostuvo que junto al Cluster Turístico de Constanza han conformado un grupo sólido para la conservación de Valle Nuevo. De ahí la actitud del Bloque de Organizaciones Campesinas en las labores de control de los fuegos en la zona.


Señaló que son estas entidades las que conocen cada uno de los puntos críticos del parque que cuenta con 910 kilómetros cuadrados y dónde atacar para que el incendio no avance.


Recordó que durante el primer trimestre de este año los campesinos y comunitarios de Constanza recibieron tres talleres sobre técnica de control de incendios, con el auspicio del Ministerio de Medio Ambiente, por lo que están preparados para eventos como el actual.


Indicó que uno de los problemas más graves ha sido la prolongada sequía y los vientos de hasta 60 kilómetros por horas que dificultan el control de los incendios, aunque el martes pasado al mediodía comenzaron a caer las primeras lluvias de los últimos dos meses.


Durante el trayecto desde el poblado de Constanza hasta lugares como Pajón Blanco, La Cuevita, Sabana Queliz y Puerca Amarilla es notoria la secuela de los incendios que ya fueron apagados por las brigadas.