age


En los primeros seis meses de este año un total de 16 miembros de la Policía Nacional de distintos rangos, han sido asesinados en diferentes lugares del país por delincuentes, la última víctima se produjo en las últimas horas de Junio.


Al ser abatido a tiros el  segundo teniente Pascual Jerez Cadé, de 47 años de edad, a quien despojaron de su arma de reglamento, suceso ocurrido en la provincia La Romana, este dominicano.


Los 16 asesinatos arrojan un promedio de 2.5 y fracciones por mes, de agentes caídos en cumplimiento de su deber, dejando sus familias con hijos menores, en situaciones muy frágiles, aunque la institución y el mismo Ministerio de Interior y Policía (MIP), por los regular brindas sus asistencias a las viuda y los vástagos.


Sobre el caso del oficial Jerez Cadé, fue muerto de un disparo en una pierna que le afectó la arteria femoral, causándole una hemorragia, falleciendo cuando era atendido en el hospital Francisco Gonzalo de La Romana.


En parte del reporte se describe que, fue interceptado por los dos malhechores que se transportaban en una motocicleta AX-100 en momento en que se dirigía a su residencia, localizada en el kilómetro 14, de la comunidad Cumuyasa.


Instantes previos a su deceso, el oficial declaró que sus atacantes se transportaban en una motocicleta AX-100, color negro.


Refiere la – PN – que, las estadísticas precisan que la mayoría de los miembros de la institución del orden asesinados han sido despojados de sus armas de reglamento y de las motocicletas en las que se desplazan.


También se hace constar que, los casos de muertes violentas de agentes policiales se han registrado mayormente en el Distrito Nacional, en los municipios Santo Domingo Norte, Este y Oeste, así como en Boca Chica y, en menor proporción en otras ciudades de la nación.