Una “videoselfie” que se tomó una mujer de 49 años de Toronto, Canadá, en la que quedaron registrados el entumecimiento de su rostro y la dificultad para hablar que estaba experimentando llevaron a los médicos a diagnosticarle un mini ACV (accidente cerebrovascular). Ante un cuadro similar anterior, a la mujer le habían dicho que solo padecía estrés.


Dos días después del primer episodio, las sensaciones de entumecimiento le volvieron a aparecer mientras manejaba. Entonces, Stacey Yepes detuvo su auto y alcanzó a tomar su celular y a pulsar “rec”.


“La sensación se está repitiendo”, dice al comienzo del video. “Siento un hormigueo en todo el lado izquierdo”, sigue hablando a la cámara la mujer mientras señala el labio inferior. Cerca de un minuto después ella muestra que le resulta difícil levantar una mano.


Acerca de por qué había decidido grabarse, la mujer dijo a CBC Radio-Canadá: “Creo que fue sólo para mostrárselo a alguien, porque yo sabía que lo que me ocurría no se relacionada con el estrés. Y pensé que si podía mostrarle a alguien lo que estaba pasando, podría obtener una mejor ayuda”.


Después de ir al Hospital Mount Sinaí de la ciudad de Toronto, Yepes fue derivada al Centro de Accidentes Cerebrovasculares del hospital de Toronto Western. Y el video convenció a los médicos de que Yepes estaba teniendo un mini ACV, lo que fue luego confirmado por una resonancia magnética.