tranEl Sindicato Autónomo de Choferes Transportadores del Petróleo y sus Afines (SACTPA), hizo ayer un llamado al presidente de la República, Danilo Medina Sánchez, de atender sus reclamos o de lo contrario el próximo martes 1 de julio convocarían una reunión  con su comité ejecutivo para realizar un paro nacional.



Sus dirigentes explicaron que las distribuidoras de combustibles   han pretendido boicotear una negociación colectiva con la que establecerían un hito en las relaciones entre empleadores trabajadores en el país y llevarían la estabilidad al sector.


Señalaron que no han logrado  la negociación debido a que las empresas distribuidoras de combustibles y de Gas Licuado de Petróleo (GLP), se han impuesto con la fuerza pública, vendiéndoles a los organismos de seguridad del Estado y al Gobierno que son un sindicato de anarquistas.


Argumentaron que es falso e indicaron que llevan años sin protagonizar ningún  incidente y que por el contrario, han sido víctimas de atropellos y vejámenes cuando reclaman sus derechos.


Dijeron que la pasada huelga que tuvo la intervención del ministro de Industria y Comercio, José del Castillo Saviñón, se acordó una reunión entre el sindicato y las empresas distribuidoras del GLP para buscarle una salida a la situación y que luego de algunas reuniones se retiraron de las negociaciones.


Manifestaron que ahora al convocar a la presidenta de la Asociación Nacional de Distribuidores de Gas (Asonadigas), Rayza Rodríguez, ésta se niega a reunirse con el sindicato y que apenas ha ofrecido aumentar un 5%, a pesar de que el Ministerio de Industria y Comercio le aumentó el transporte en más de un 56%.