Seguridad de Michael Jackson confiesa que el cantante quería “apagar su fama”Agentes de seguridad de Michael Jackson hablaron sobre el entorno en la mansión del “Rey del Pop” en Las Vegas, a cinco años de su muerte.


El expolicía Bill Whitfield y el exbasquetbolista Javor Beard cuidaban al Rey del Pop y mantenían alejada a su familia.


Sus escoltas contaron que a pesar de haber ascendido la fortuna de Jackson, luego de su muerte a 700 millones de dólares, tomaron dos estatuillas de los premios Óscar para venderlas, en caso de necesitar cancelar deudas porque el intérprete de “Thriller” estaba en quiebra.


“Era increíble y me sentía incómodo cargándolas”, comentó uno de los agentes. Los premios los había comprado Jackson en 1999 por la cantidad de 1,5 millones de dólares.


“Gastaba dinero como agua. Un día fuimos a una librería y le ofreció 100 mil dólares al dueño por todo su stock”, declaró.


Whitfield y Beard salían a pasear con los hijos del cantante y dijeron que éste se quedaba en el carro. Los seguridad de Michael Jackson aseguraron que Una vez dijo “me gustaría apagar esta fama”.