chikSANTO DOMINGO, AP.- República Dominicana registró poco más de 20.000 nuevos casos sospechosos de chikungunya en una semana, con lo que el número de afectados asciende a más de 77.000 desde que comenzó la epidemia a finales de marzo, informaron ayer las autoridades.


El Ministerio de Salud detalló que los casos sospechosos se han detectado en 30 de las 32 provincias, principalmente en la capital y las vecinas Santo Domingo y San Cristóbal, donde los hospitales públicos permanecen saturados de pacientes con los síntomas. La enfermedad es transmitida por un virus mediante la picadura de los mosquitos aedes aegypti y aedes albopictus y provoca prolongadas fiebres, vómitos, diarrea, erupciones en la piel e intensos dolores en las articulaciones y la cabeza que inhabilita a los pacientes.


En casos graves, los dolores pueden durar hasta dos años y dejar secuelas para toda la vida. En República Dominicana y otros países del Caribe “se ha desarrollado aún mucho más esta patología porque no éramos inmunes” al virus, explicó Talía Flores, representante de la sociedad dominicana de infectología en un encuentro con autoridades y representantes de la Organización Panamericana de la Salud para evaluar las estrategias contra la enfermedad.