Una vez más Rihanna se ve envuelta en polémica, esta vez por emitir comentarios sobre los jugadores del Mundial de fútbol, Cristiano Ronaldo, Boateng y Luis Suárez.


Y es que la morena originaria de Barbados se ha vuelto una comentarista estrella del torneo que ha captado la atención de todo el planeta.


Para empezar, tras la goleada de Alemania a Portugal, la cantante no dudó en consolar a su amigo Cristiano Ronaldo, al que llamó “mi bebé Ronaldo” en la red social.


Pero el verdadero problema surgió cuando publicó un tuit de apoyo al jugador del Schalke, Prince Boateng junto a una foto de ambos. En respuesta, la mujer de la “Bestia”, la bella presentadora de televisión Melissa Satta, publicó un par de fotos con un brazalete de Ghana y un tatuaje de amor dedicado a su marido, dejando claro que el jugador ya tiene dueña.