228c1f23bb98b2ce319422bcb6cd5c6e_articleUn nuevo estudio ofrece una rara visión de la mente de los ultrarricos: al contrario de lo que podría suponerse, no temen perder el dinero, sino tener demasiado.


De acuerdo con un estudio realizado por la empresa de derecho internacional Withersworldwide, uno de cada siete multimillonarios está preocupado de que su riqueza pueda privar a sus hijos de energía y ambición, informa ‘The Telegraph’. Solo las preocupaciones relacionadas con la salud ocupan un rango más alto en la mente de la élite rica, mientras que los temores del fracaso de las inversiones, la incapacidad de mantener la familia o incluso una ruptura matrimonial están por debajo.


El estudio también muestra que cuanto más rica es la persona, más grande es este temor. Así, los participantes de la encuesta más ricos eran dos veces más propensos a citar los miedos sobre el desarrollo de sus hijos que los moderadamente ricos, es decir, con menos de 10 millones de dólares. “Para muchos padres, la mayor preocupación es que la gran riqueza frustre la ambición individual en sus hijos”, observa la investigación.


Según Sarah Cormack, una socia de la empresa, es fácil entender por qué los moderadamente ricos no consideran el impacto del dinero en sus hijos como su mayor temor. “No son lo suficientemente adinerados como para dejar a sus hijos en posición de no tener que trabajar nunca”, explica.