c1c63259c2f38135d9b6f29e9c90e18c_300x226LA HABANA (AP).- Las autoridades sanitarias cubanas están preocupadas por el impacto que el virus chikungunya podría tener en Cuba, donde una tercera parte de los municipios está considerado de alto riesgo debido a la presencia de dos especies de mosquitos, transmisores de la enfermedad.


Un reporte de página completa en la contratapa del periódico oficial Granma informó sobre los peligros y vulnerabilidades que se incrementan en tiempos de lluvia por la presencia de los mosquitos Aedes aegypti y Aedes albopictus.


Cuba informó la semana pasada que se habían confirmado seis casos de chikungunya en la isla en ciudadanos que viajaron a las vecinas Haití y República Dominicana. Todos estaban fuera de peligro y a la fecha no se reportó transmisión autónoma.


“Cuba cuenta con la presencia de ambos vectores”, explicó refiriéndose a los dos tipos de mosquito, Manuel Santín Peña, director Nacional de Epidemiología del Ministerio de Salud Pública.


“En relación al Aedes aegypti, que es un mosquito de hábitat doméstico, la situación se complejiza, porque aún no hemos podido eliminarlo… La respuesta, denota falta de intención y percepción de riesgo en nuestra población”, agregó el experto.


Los pronósticos de transmisión autónoma del virus, explicó el rotativo, dependerá de la conciencia que tome la población y los dependencias públicas en cuanto a la eliminación de los criaderos de mosquitos.


Las autoridades elevaron la vigilancia y están capacitando a su personal de salud.


“Se han reforzado las medidas de control en fronteras en puertos y aeropuertos con todos los viajeros procedentes de áreas de riesgo, para su seguimiento en el país”, agregó Granma.


Los controles incluyen a cientos de colaboradores médicos y de otras especialidades que Cuba tiene desplegado en el Caribe.


La Organización Mundial de la Salud y la Organización Panamericana de la Salud emitieron un alerta epidemiológico sobre la entrada del virus al Caribe y según cifras oficiales de esta última institución se acumularon desde entonces casi 166.000 casos sospechosos de los cuales se confirmaron casi unos 4.600.


Chikungunya es un virus que se transmite a las personas mediante la picadura de los mosquitos Aedes aegypti y Aedes albopictus.


Actualmente la isla tiene un fuerte dispositivo de fumigación domiciliaria por parte de entidades estatales que recorren las viviendas inspeccionando y aplicando productos para eliminar a los insectos sobre todo el tipo aegypti, que hasta la aparición del nuevo virus eran responsables de brotes de dengue en la nación caribeña.


Chikungunya produce fiebre alta, dolor de cabeza, erupción en la piel, dolores musculares y articulares, que pueden acompañarse de inflamación. Estos aparecen luego de un periodo de incubación de tres a siete días después de la picadura.


El virus presente en Asia y Africa durante años no suele ser mortal pero causa una situación muy molesta, reportaron expertos