preEl presidente de la comisión de Justicia del Senado, Francis Vargas, dijo ayer que el incremento de los asesinatos a manos de sicarios resulta altamente preocupante porque estremece, alarma y consterna a la sociedad dominicana.


Vargas, quien representa a Puerto Plata, dijo que aunque no es la solución, el proyecto de Código Penal que conoce el Senado aumenta la pena a los sicarios de 30 a 40 años y hasta 60 cuando concurren otros hechos criminales.


Hay consenso


Manifestó que el Senado y la Cámara de Diputados trabajan de manera consensuada para dotar al país de una legislación más fuerte contra el crimen y, particularmente, para enfrentar el sicariato. “No es que la sanción vaya a solucionar el problema, pero un crimen de esta naturaleza tiene que ser castigado drásticamente”, significó el senador Vargas.