poSanto Domingo.- Una intensa nube de polvo proveniente del desierto del Sahara cubrió ayer gran parte del territorio nacional, lo que hizo que se notara una especie de cielo plomizo, fenómeno que suele producirse en algunos años durante el verano.


La directora de Meteorología, Gloria Ceballos, explicó a EL DÍA que el fenómeno ha afectado el territorio nacional ya en varias ocasiones en los últimos días, incluyendo la semana pasada cuando la concentración de polvo en el aire fue el doble de lo que se registró ayer.


El origen de ese fenómeno se sitúa en las tormentas de arenas que se producen en el desierto del Sahara, el mayor de su tipo en el mundo, y entonces parte de los polvos residuales son conducidos a la zona del Caribe por los vientos Alisios que soplan de Este a Oeste.


Gloria Ceballos explicó que los efectos de esa gran nube de polvo suelen durar varios días, pero en este caso será diferente porque una onda tropical que se aproxima al territorio nacional limpiará el aire, aunque traerá consigo lluvia.


Añadió que luego de las lluvias podrían producirse nuevas nubes de polvos que afecten el territorio nacional.


Sobre los efectos en la población indicó que las partículas de polvo pueden provocar un aumento de enfermedades como el asma bronquial, alergias, afecciones de la piel y dolencias cardiovasculares.
El fenómeno también suele provocar un aumento del calor en la región.