guarUn vigilante privado que por años laboró en un depósito de EDENORTE fue asesinado y quemado por desconocidos para robarle el arma que portaba.


El vigilante fue identificado como Ciprián Grullón, de 58 años, quien residía  en el Caimito de La Vega. El cuerpo de vigilante fue encontrado por otro compañero cuando fue a relevarlo durante  las primeras horas de la mañana de hoy.


El hecho ocurrió en la entrada a Santiago por la autopista Duarte. Las autoridades iniciaron una investigación para dar con los responsables del hecho. La semana pasada otro vigilante que laboraba para una rent car en la avenida Víctor Espaillát Mera, también fue asesinado para robarle el arma.