maeMaestros y sus familiares se quejan de la baja cobertura que tiene la Aseguradora de Riesgos de Salud (ARS-Semma), sobre todo en las provincias, donde son rechazados por las clínicas privadas, razón por la que con frecuencia deben pagar los procedimientos médicos para posteriormente solicitar el desembolso del dinero.


Los profesores también critican las precariedades del hospital del Semma, que funciona en el sector Gascue en el Distrito Nacional. Señalan que falta personal médico, especialistas en pediatría en la emergencia y una mayor cobertura de exámenes y estudios especializados.


Indican que el ascensor no sirve desde hace un tiempo y que las habitaciones son pequeñas para dos pacientes, pero que lo peor es la falta de atención de parte del personal. Decenas de personas hicieron fila el pasado viernes en la sede de la ARS Semma, en la Zona Universitaria, en busca de la autorización para sus estudios médicos y diversas cirugías.