autSanto Domingo.- Algunos pacientes afectados por el virus de chikungunya han optado por automedicarse sin tener la certeza de tener la enfermedad, desconociendo que si fuera un caso de dengue, algunos fármacos podrían provocar hemorragia interna u otras reacciones que les causarían la muerte.


Una mujer que se identificó sólo como Carmen, narró que a ella y otros cuatro integrantes de su familia sufrieron el chikungunya. “Todos tomamos diclofenaco, más complejo B y acetaminofen, y así fue que nos recuperamos”, dijo.


Al ser cuestionados sobre si fueron medicados por algún especialista, la señora afirmó que los fármacos fueron consumidos por recomendaciones de una amiga, y que los usaron porque no se pueden dar el lujo de enfermarse todos en la casa.


Al igual que ella y su familia, otras personas consultadas han optado por sacar a flote “ese médico innato que tienen” y hasta recomendar esos fármacos para combatir la enfermedad. La Dirección General de Epidemiología tiene registrados 89 mil 720 casos sospechosos de chikungunya.


Médicos preocupados


Ortopedas, cardiólogos y médicos en general mostraron su preocupación ante esa situación.


Marcelo Puello, subdirector del hospital Marcelino Vélez, explicó que no es correcto que las personas estén tomando cócteles de fármacos sin supervisión médica. Sostuvo que al combinar y consumir un diclofenaco (analgésico), más complejo B y dexametazona (esteroide antinflamatorio) pueden mejorar, pero debilitan el sistema inmunológico provocando que el organismo disminuya la defensa.


En caso de padecer de dengue se podría provocar un sangrado gastroinstestinal por la baja de las plaquetas y la irritación que produce en el estómago.


El cardiólogo Fulgencio Severino señaló que el paciente está más expuesto a sufrir el virus, ya que no existe una prueba sobre el tipo de enfermedad que afecta.