imageLas actuales pruebas legales en su contra totalmente eran tan contundentes y además reiterativas que Justin Bieber ahora no ha tenido más remedio alguno que reconocerse totalmente culpable de la infracciones diversas que cometió hace varios meses en Miami americano mientras protagonizaba supuestamente una carrera ilegal general en las calles de la ciudad.


Justin Bieber (fotos polémicas) dio mucho que hablar el pasado enero cuando fue arrestado en Miami acusado de conducción temeraria y bajo la influencia del alcohol.


También de hacer carreras ilegales con otros conductores, además de llevar el permiso de conducir caducado y resistirse al arresto sin violencia.


El artista se declaró culpable del primero de los cargos pero los demás fueron desestimados. Y es que las autoridades determinaron que no estaba en estado de embriaguez o haciendo carreras en el momento de su detención.


Justin Bieber eso sí estaba al volante bajo la influencia de la marihuana. El fiscal por ello intentó que el famoso canadiense protagonizara y financiara una campaña antidrogas.


Un propósito que no consiguió pues aceptarlo sería como reconocer que sufre un problema de adicción a estas sustancias.


Finalmente se la ha impuesto una multa, cuyo importe no se ha hecho público y también a acudir a clases para aprender a controlar su ira.