140413082442_solar_energy__624x351_pa_nocreditCientíficos británicos hallaron una forma nueva y más barata de producir células solares a través de un material que se encuentra en las sales de baño.


Los investigadores de la Universidad de Liverpool, en Inglaterra, reemplazaron un componente tóxico usado para producir un tipo de célula solar con cloruro de magnesio, algo que dicen que es seguro y funciona bien.


El equipo asegura que este desarrollo podría hacer de la energía solar una mejor competidora respecto a los combustibles como el carbón, el gas y el petróleo.


Pero un corresponsal de BBC Ciencia advierte que será necesario trabajar más en este hallazgo para ver si los experimentos hechos a nivel de laboratorio pueden funcionar a escala industrial.