05bdf8577fb1f276c52157544a176dc2_300x226Los gusanos se están comiendo viva a una enajenada mental que tiene una herida en la cabeza, la cual lleva casi tres días acostada en una acera de la calle Luis E. Delmonte esquina Ignacio Suero, a escasos metros del edificio que aloja la oficina local de la Dirección General de Pasaportes, en la parte baja de esta ciudad.


Los gusanos brotan por la cara de la mujer, de unos 35 años, ante la mirada indiferente de las autoridades de salud.


Por la molestias de los gusanos en la herida, la mujer desesperada lleva sus manos hacia la parte afectada tratando de librarse de los bichos, pero todo es inútil, estos siguen comiéndosela viva.


Algunas personas residentes en el área que se han compadecido de la mujer, quienes dicen haber llamado a organismos de socorro para que vayan a asistirla, pero señalan que nadie se ha presentado al lugar.