imageGoogle compró Dropcam, una empresa que se dedica a saber qué pasa en una casa sin estar en ella.


El buscador universal, que pagó 555 millones de dólares por esta compañía, ya había incursionado en firmas que desarrollan tecnología para los hogares. El año pasado compró por 3.200 millones de dólares Nest, dedicada a la creación de termostatos y alarmas.


Dropcam ofrece cámaras, las cuales se utilizan para saber si el bebé duerme, aunque utiliza Internet como medio de gestión, según informó El País de Madrid. Esa cámara puede manejarse a través del celular, la tableta o computadora, sustituyendo así a un simple monitor.


Las cámaras cuestan entre 149 y 199 dólares y el servicio ofrece almacenar en video 30 días (720 horas). Si el usuario quiere conservar grabaciones durante más tiempo le cuesta 10 o 30 dólares, según el plan que elija.


Greg Duffy fue el creador de esta compañía, quien con solo 15 años ingresó en la universidad y, luego, trabajó en Microsoft y en IBM.


En una primera ronda de financiación Dropcam recibió 5 millones de dólares. En total, ha recibido 48 millones. Hoy, con 120 empleados, Google ha pagado 10 veces esa cantidad para adquirirla.