soEl Gobierno de Estados Unidos deportará en los próximos días a los dos hijos de la interna Sobeida Félix Morel, compañera sentimental del capo boricua José David Figueroa Agosto, preso por narcotráfico, luego de cancelar el visado que les había otorgado.



Los hijos de 10 y 15 años de edad, cuyos nombres se omiten por razones legales, procreados con el recluso Eddy Brito, quien también fue sentenciado por lavado de activos producto del narcotráfico, estarían en el país a más tardar el 29 junio, razón por la que la reclusa solicitó al juez de la ejecución de la pena de San Cristóbal que le otorgue la libertad condicional.


El visado b-1 y b-2, les fue otorgado a los hijos de Félix Morel el 2 de septiembre del 2008 y se venció el 28 de agosto del 2013, por lo que los adolescentes se encuentran en Estados Unidos provisionalmente bajo palabra.


Los menores habían sido sacados del país con los permisos correspondientes firmados por sus padres, en el vuelo 1743 de la línea aérea Continental con destino a la ciudad de Newark, en el estado de Nueva Jersey, fruto del acuerdo al que arribaron la Fiscalía del Distrito Nacional y la interna Félix Morel. Los menores lograron salir del país como parte de los arreglos de protección brindados a los familiares cercanos de Sobeida, tras gestiones realizadas, conforme con los mecanismos de cooperación internacional.


Por otro lado, el juez de ejecución de la pena de San Cristóbal, Willy de Jesús Mejía, se reservó el fallo para el 18 de junio de la libertad condicional solicitada por la interna Félix Morel, condenada a 5 años de prisión por pertenecer a la red que dirigía su amante Figueroa Agosto. El magistrado, luego de escuchar las conclusiones de la defensa de la interna recluida en la Cárcel Najayo Mujeres y del Ministerio Público, dejó el caso en estado de fallo para darlo a conocer ese día a las 9:00 de la mañana.


Ante el pedimento de Sobeida de que se le otorgue la libertad condicional, el Ministerio Público no se opone, pero condiciona que sea prisión domiciliaria.


Félix Morel solicitó la libertad condicional alegando que sus hijos llegarán al país el 29 de este mes y que sólo le faltan ocho meses para completar la pena impuesta. También alega que sus hijos ya están inscritos en un colegio en Santiago, debido a que el padre de ellos, Eddy Brito, también vinculado a la red, se encuentra detenido.